26 feb. 2008

Como un martes cualquiera

Ya vienen a mis pasos aquellas sendas que tan lejos vi. Ya llegan como años que llegué a soñar tener, ya llegan hasta mi los olvidos de mi juventud, llegan veloces como un viento de mar haciéndome temblar, pues igual vienen se me van. Los dejo atrás, llenos de huellas que algún día se perderán.

Hoy sigo andando en mi camino, hoy como todos los demás. No se necesita más. Un paso, dos pasos, tres pasos, fueron los más difíciles de dar, hoy ya no se puede parar, hoy te encuentras con gente que igual que llega se va.

Yo sigo andando, si quieres compañía te diré que a mi lado siempre hay sitio, que el camino es ancho, y que espero que si tu vienes, pronto seamos uno más. ahora díme, de dónde vienes?, no me digas a dónde vas, pues el camino es largo y de algo hay que hablar.


No hay comentarios: